NUESTROS VALORES

ESPECIALIZACIÓN

Las materias que trabaja el despacho exigen un conocimiento especialmente profundo. El valor añadido del bufete radica, precisamente, en una alta especialización, de manera que los asuntos encomendados al despacho puedan ser abordados de la forma más apropiada y con la mayor certeza jurídica posible.

TRANSVERSALIDAD

La especialización exige, a su vez, transversalidad: la capacidad de ofrecer al mismo tiempo servicios de asesoramiento, compliance y litigación, y de conocer las materias necesariamente colindantes. Un abogado no especialista en derecho de autor jamás podrá ofrecer un asesoramiento completo en materia de diseño industrial.

VOCACIÓN

Un buen abogado debe ser un apasionado del Derecho. La vocación profesional se traduce necesariamente en un constante estudio y actualización y en la búsqueda continua de la excelencia.

COMPROMISO

Los intereses del cliente deben prevalecer sobre los intereses personales de su abogado en todo caso. Sólo así quedarán garantizados el correcto tratamiento de los asuntos con la urgencia que en cada caso sea necesaria y la satisfacción del cliente.  

REALISMO

El abogado debe conocer el mundo más allá de su despacho, esforzándose por comprender la realidad de cada negocio e industria, así como ser capaz de ofrecer un presupuesto que atienda las peculiaridades del caso concreto y las circunstancias del cliente.